msgbartop
El síndrome del francotirador majara
msgbarbottom

22 sep 21 Scones irlandeses

Desde hace algunas semanas llevaba con antojo de scones. Para el que no los conozca, los scones son unos panecillos, ligeramente salados, que en los países anglosajones se suelen tomar en el desayuno o con una merienda tardía. Hay algunas variedades dulces, que llevan arándanos desecados, uvas pasas y similares. Son tremendamente populares en Irlanda, y tuve mi primera experiencia con ellos en el viaje que hicimos Ana y yo en 2013. Posteriormente, ya viviendo en Irlanda, solíamos desayunar fuera un día del fin de semana, y un scone rara vez faltaba en el menú.

IMG_20210921_180844121.jpg

Como en Sevilla me ha sido imposible encontrarlos, no me quedaba otra que arremangarme y hacerlos por mi cuenta. Por suerte, pude encontrar esta estupenda receta en The Irish Times: Back to basics: How to make the perfect Irish scone. He seguido la misma al pie de la letra, con excelentes resultados. A continuación incluyo la receta traducida.

Ingredientes
Sirve para 8 scones de buen tamaño

  • 350 gr de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • Un buen pellizco de sal
  • 60 gr de mantequilla fría, cortada en dados pequeños
  • 20 cl de leche entera
  • 1 huevo, más una yema para glasear
  • Opcionalmente, arándanos desecados o pasas

Preparación

  1. Precalentar el horno a 220ºC, en el modo de aire. Preparar una bandeja de horneado con papel de cocina, o en su defecto espolvoreada con harina.
  2. En un tazón grande (o mejor en un robot de cocina) añadir los componentes secos (harina, levadura y sal) y mezclar bien. Con una LadyMaxx, basta un minuto a velocidad 1.
  3. Añadir los dados de mantequilla fría a la mezcla anterior, y mezclar hasta que adquiera la textura de pan rallado. De nuevo, con una LadyMaxx, 90 segundos a velocidad 1 son suficientes.
  4. Mezclar el huevo y la leche en un recipiente aparte. Una vez mezclado, añadir 3/4 de la misma al robot de cocina, y mezclar hasta que la masa adquiera una textura similar a bolitas (unos 40 segundos a velocidad 1). Posteriormente, agregar el líquido restante, utilizándolo para extraer el exceso de harina de los lado del tazón. Es importante no mezclar demasiado, sólo hasta que adquiera una textura homogénea.
  5. Enharinarse las manos, y extraer la masa, colocándola sobre una superficie de trabajo bien enharinada. Dar forma y golpear suavemente la masa hasta que tenga un grosor uniforme de unos 2 cm. Este punto es importante. La masa ha de tener un grosor generoso. Si se aplana demasiado, los scones no subirán como deben. Si se desea, se pueden añadir los arándanos desecados o las pasas al gusto, mezclándolos de manera homogénea con la masa.
  6. IMG_20210913_170741095.jpg
  7. Usar un cortador de scones de 7 cm. para cortar las porciones de masa. En caso de no tenerlo (como es mi caso), puede utilizarse un vaso con un diámetro similar. Un buen truco para evitar que la masa se pegue al vaso es enharinar la boca del mismo. Redistribuir la masa tras cada corte, para aprovecharla al máximo.
  8. Transferir las piezas cortadas a la bandeja con papel de cocina. Pintar la superficie superior de los mismos con la yema de huevo, o alternativamente con leche, para obtener un mejor acabado.
  9. IMG_20210921_175923574.jpg
  10. Hornear en la posición media del horno, previamente precalentado a 220ºC, de 8 a 10 minutos (para scones grandes) hasta que se eleven y empiecen a dorarse. Posteriormente, bajar la temperatura a 160ºC y hornear durante 10 minutos adicionales para que queden completamente cocinados.
  11. Una vez horneados, retirar del horno y transferir a una rejilla para que se enfríen.
  12. IMG_20210921_180841909.jpg
  13. Servir templados, cortados al medio, con mantequilla y mermelada, o un queso cremoso, al gusto.
IMG_20210921_184414340.jpg

Una receta sencilla y que da unos resultados excelentes. Me han salido unos scones grandes, esponjosos, y con unas textura y sabor estupendos. ¡Espero que os gusten!

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: