msgbartop
Hail, brothers. Coranon Silaria, Ozoo Mahoke!
msgbarbottom

14 nov 10 Etapa ciclista: Ruta del Agua (12/11/10)

Una bonita fecha para una bonita etapa. El pasado viernes salimos de nuevo con la bici Manolo, Fran y yo, a realizar de nuevo el recorrido de la Ruta del Agua desde Guillena, pero en sentido inverso, tal como lo realizamos Pedro y yo el pasado 30 de octubre. Una etapa conocida, con un tiempo de recorrido conocido, para realizarla en una tarde en la que no sabíamos si se nos echaría la noche encima. O mejor dicho, en la que sabíamos que la noche se nos iba a echar encima, pero esperábamos que no lo hiciera.

Y es que, en efecto, sabíamos que la etapa nos iba a tomar un par de horas en realizarla, y que salíamos del trabajo los tres a las 15:15h. Vamos, que entre que comes y llegas a Guillena, es difícil estar allí antes de las 16:15h. Y como la puesta de sol ese día estaba anunciada a las 18:15h, íbamos a ir, como poco, justos de tiempo.

Así fue. No llegamos a Guillena hasta las 16:30h, y empezamos en un tiempo récord de 7 minutos tras dejar el coche. Afrontamos rápidamente el ascenso. Quizás demasiado rápidamente, ya que los primeros 3 kilómetros de subida sentaron bastante mal, con las croquetas (en mi caso) y las hamburguesas (en el de Fran y Manolo) aún en el gaznate. Los siguientes 6 kilómetros de ascenso no fueron mucho mejores, aunque los sufrió especialmente Manolo, que llevaba 3 meses sin dar pedales en serio, y empezó a sufrir calambres. Aun así, realizamos esos 9’5 kms. de ascenso en unos 50 minutos.

En la cima de la etapa, justo antes de iniciar el vertiginoso descenso hasta la Cantina, realizamos una pequeña parada, lo justo para que nos recuperáramos un poco, y para colocar la minicámara deportiva en la bici, y poder grabar el descenso de la cuesta del Caracol. Habíamos decidido seguir adelante. Aún no eran las 17:15h, y nos quedaban los dos kilómetros de descenso de la cuesta, y los algo más de 17 kms. desde la Cantina hasta Guillena. Podíamos conseguirlo.

Iniciamos el descenso, que tuve que interrumpir rápidamente. La cámara, con el cierre de plástico algo deteriorado, no había aguantado los traqueteos del camino. Se había ido al suelo.

vlcsnap-2010-11-13-08h56m52s46.png

Maldiciendo el no haberme acordado de traer gomas elásticas para asegurarla, volví a colocar la cámara en su sitio. En vano, ya que no tardó demasiado tiempo en volver a soltarse. Esta vez pude, por suerte, cogerla al vuelo, y decidí llevarla en un lugar bastante socorrido: en la boca. Cosa que a Fran le hizo bastante gracia.

vlcsnap-2010-11-13-09h02m03s95.png

No tardé en ponerme en cabeza del descenso, y afrontar a toda velocidad las curvasn enlazadas, tomando todos los recortes posibles para hacerlo aún más emocionante. El descenso, desde luego, valió la pena, aunque como pude ver a posteriori, la grabación no. Al llevarla en la boca iba más inclinada de lo deseable, y prácticamente sólo se grabó suelo. Aunque, no hay mal que por bien no venga, me sirvió para descubrir que el molesto silbido aerodinámico quedaba solucionado, al llevar sellada la tapa trasera de la cámara. La próxima vez lo haré con cinta aislante. ^_^

Justo al llegar a mi altura Manolo y Fran, emprendimos el descenso. Y es que no habíamos tenido en cuenta que al estar encajonados en un valle, para nosotros la puesta de sol se adelantaba. No teníamos tiempo que perder. Fue entonces cuando hizo acto de presencia el segundo inconveniente grave de la etapa para Manolo: el frío. El descenso en una zona de umbría, húmeda y con el sol ya puesto lo estaba helando hasta los huesos, ya que aún llevaba ropa de verano. Teníamos, pues, que descender rápido, pero no demasiado, para no incrementar la sensación de frío.

Afrontamos el descenso con un precario equilibrio entre el rodar rápido, y el no forzar demasiado a Manolo. Aun así, en algunos momentos alternamos breves ataques para disfrutar del sinuoso trazado. Y así, llegamos hasta el final de la Ruta del Agua. El sol se había puesto ya hacía rato, pero aún teníamos suficiente luz, lo que nos permitió realizar un descenso hasta Guillena sin más incidente que el tener que rebasar a un rebaño de cabras que ocupaban toda la pista. Finalmente, llegamos a los coches al filo de las 18:40h, con una luz francamente escasa. Aun así, había merecido la pena.

El mapa de la etapa, muy parecido al de ocasiones anteriores, es el siguiente:


Ver 2010/11/12: Cordel de la Cruz de la Mujer- Ruta del Agua en un mapa más grande

Datos de la etapa:

  • Distancia: 30’2 kms.
  • Tiempo de etapa: 1h 55m 41s
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2h 0m 42s
  • Pulsaciones medias: 145 pulsaciones/m
  • Pulsaciones máximas: 192
  • Consumo medio de calorías: 1080 kcal/h
  • Consumo máximo de calorías: 1550 kcal/h
  • Tiempo en zonas de pulsaciones: 1h 33m 55s
  • Consumo total de calorías: 2253 kcal
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Etapa ciclista: Ruta del Agua (12/11/10), 10.0 out of 10 based on 1 rating
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Etiquetas: , ,

Comentarios de los lectores

  1. |

    Te ha salido una videocreación contemporánea…con el camino sinuoso y la respiración.Muy alternativo.:-) jeje.
    El paisaje era precioso también,muy verde todavía.

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  2. |

    Hola violet. Gracias por el halago, pero es del todo inmerecido. ;) La bajada con una perspectiva adecuada, en la que se vea la sucesión de curvas y el valle encajonado del Rivera de Huelva es mucho más espectacular que los casi seis minutos de pista de tierra que salen en el vídeo. Pero es la excusa para volver, claro. :)

    Un abrazo.

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario

Deje un comentario







siete × 9 =