msgbartop
Cordobés por tierra, hidalgo por mar, hidalgo por el diablo
msgbarbottom

07 ago 07 El camarote de los Hermanos Marx

El pasado viernes desalojaba el que hasta ahora había venido siendo mi piso de Sevilla (curioso, tres años en Sevilla y tres pisos distintos). Había encontrado un piso mejor, con cochera, piscina, y justo al lado de la estación de Santa Justa. Y a buen precio. Una virguería, vaya. Así que puse anuncios para encontrar a una persona que me sustituyera en mi antiguo piso, y la encontré. Sin embargo, pronto empezaron los problemas. El chaval, el último de una larga lista, estaba encantado con el piso, pero necesitaba trasladarse al empezar el mes porque él tenía que desalojar el piso en el que hasta ese momento estaba. Ello me suponía un problema, porque a mí mi piso no me lo entregaban hasta mediados de mes, pero ante la posibilidad de quedarme colgado con ambos pisos, accedí a alquilárselo. Ya encontraría algún sitio a donde ir, bien con un amigo o con alguno de mis tíos.

Pero hete aquí que me pongo a hacer llamadas, y me encuentro con que todo el mundo está de vacaciones (¿vacaciones en agosto, qué pandilla de degenerados puede cogerse vacaciones en este mes?). Bueno, quizás la cosa no fuera tan problemática. Resulta que cuando estaba recogiendo mis cosas, uno de los compañeros me comentó que si tenía algún problema podía quedarme en el piso, bien en el salón con alguno de los colchones que teníamos de sobra, o bien el el cuarto de otro de los compañeros, que estaba de vacaciones. Además, el chaval al que le alquilé la habitación me comentó de pasada que él sólo iba a llevar las cosas, que después se iba para su pueblo y que no volvía hasta septiembre. Vistas así las cosas, llamé a mi antiguo compañero de piso y le pedí quedarme hasta mediados de mes, cuando me hacían entrega del piso. “Sin problema, Javi, de todas maneras estoy solo en el piso”. Así que esta mañana hice mi maleta y me fui para mi antiguo piso de Sevilla.

Las cosas empezaron a torcerse pronto. Mi antiguo compañero me avisó de que no encontraba la copia extra que teníamos de las llaves, así que tendría que hacerme una nueva copia, con lo que ello implicaba: cruzar Sevilla a la hora de comer para recoger sus llaves, y luego ir a la busca y captura de una cerrajería abierta. Por suerte, esto se pudo solventar facilmente gracias a la cerrajería del Alcampo. Y 12 lerus en copia de llaves. En fin, cosas de tener puerta blindada en el piso.

A media tarde recibí una llamada telefónica. No sé por qué, pero aún antes de cogerlo empezó a olerme a chamusquina. Era mi futuro casero: la actual inquilina, que estaba procediendo al desalojo del piso que yo voy a ocupar, le había llamado. Había tenido un problema con su nuevo piso: la inmobiliaria había cometido un error y le habían hecho entrega de su nuevo piso -el de ella- sin electridad. Y dadas las fechas, en Sevillana tardarían unas 2-3 semanas en proporcionarle el enganche. Vamos, que no me podía mudar hasta el primero de septiembre. Un frío sudor perló mi frente: apenas 5 días cabales estando de prestado en mi viejo piso se habían transformado, por arte de birlibirloque, en tres semanas. Mis antiguos compañeros me iban a colgar del pino más cercano. Menos mal que uno estaba de vacaciones…

Total, que después de completar mi ardua jornada laboral (95.5% idle -¿dónde hay un FirePass cuando lo necesitas?-) me dirigí al piso. Subí la maleta y el portátil, y me puse a ejercer de administrador de sistemas UNIX de forma creativa. Mientras tanto, pensaba en dónde establecerme: ¿en mi antiguo cuarto? No, el nuevo compañero lo había atestado con sus trastos y no me divertía especialmente invadir su intimidad. ¿El cuarto del compañero que estaba de vacaciones? Bueno, era una posibilidad. ¿O mejor el salón? Total, no lo usa nadie y además tiene aire acondicionado. Aunque tiene menos intimidad… no sé… Y además hoy -cosa rara- corre fresquito.

Y en esas estaba, cuando -condenación- escuché abrirse la puerta de la entrada. Era el nuevo compañero de piso, que hacía acto de presencia inesperado y se traía a remolque a su hermana y a un amigo. “Vienen sólo por una noche, desde Canarias”. A mí se me caía el alma a los pies. Creo que iba en busca de mi cara, que hacía un rato que había hecho lo propio, pero de vergüenza. No sólo me había metido yo de emperchado en el piso, sino que habían venido tres personas más. Desde luego, pobre de mi antiguo compañero de piso, que se creía que iba a estar solito. Un poco más y se encuentra también con la cabra de la Legión.

Así que ahora estoy aquí, atrincherado en el salón con mi maleta y mi portátil, junto con una canaria grande como un castillo y un chaval bajito y regordete en el que fue mi cuarto, mi antiguo compañero en el suyo, y el chaval al que le alquilé la habitación no sé en dónde -se ha ido, no sé a dónde-. Tan sólo falta que vuelva el compañero que está de vacaciones y que se traiga a la novia. Y menos mal que Ana ya está en Pontevedra…

En fin, me parece que mañana me voy a ir a dormir al Focus…

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Comentarios de los lectores

  1. |

    miguel está en sevilla

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  2. |

    Tío, vaya cosas que te pasan. Si en tu casa también tienes problemas de espacio ya sabes que aquí tienes una habitación, aunque la conexión con Sevilla es un tanto complicada, jeje. Suerte con el lío!!

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  3. |

    Gracias Mr. Jaime; al final la invasión canaria se solventó a la mañana siguiente: retirada del enemigo. :mrgreen:

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  4. |

    Buaaaa! que bueno!!! lástima que no lo haya leido antes. Bueno, si quieres te puedes venir a mi piso de Madrid que a mí también me han dejado sólo y aquí en Agosto no hay atascos!!!!
    Saludos!

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  5. |

    ¡Hombre, JaJi, dichosos los ojos! Se agradece el ofrecimiento, ya lo creo que sí; al final la invasión nórdico-canaria se zanjó sin demasiados inconvenientes, y yo me atrincheré en el cuarto del compañero que estaba de vacaciones; por lo demás, llevo toda esta semana lanzadera arriba y abajo desde Córdoba. Y este lunes, por fin, me mudo a mi nuevo piso que, irónicamente, está al lado de Santa Justa.

    A ver cuándo nos vemos. :D

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario

Deje un comentario







× 2 = dieciséis