msgbartop
“¿Estás seguro de que ESO es aleatorio?” “Ése es el problema con la aleatoriedad: nunca puedes estar seguro”
msgbarbottom

12 oct 22 Etapa ciclista: Trialera del Camino de Santiago – La Lapa (09/10/2022)

El domingo 9 de octubre realicé una etapa ciclista por las cercanías de Guillena. Tenía ganas de algo rápido, conocido y agradable, y no tardé en decidirme por hacer la subida y bajada por la Trialera del Camino de Santiago. Sin embargo, como eso iba a quedárseme algo corto, pensé en complementarlo con un segmento nuevo, que ya había intentado recorrer una vez con anterioridad, pero que no había sido posible al encontrarse cerrado de manera ilegal: la bajada por La Lapa hasta el pantano de Gérgal. Tenía constancia de que este tránsito ya era posible, y me apetecía recorrerlo. Dicho y hecho, empecé a rodar algo pasadas las 8:30h desde el polígono de Guillena, habiendo optado esta vez por la bicicleta de carbono. Empecé la subida con algo de fresco, pero en un día tremendamente agradable. La subida no tuvo mayores comentarios, ya que desde que hace algún tiempo se adecentó la misma, ha ganado en comodidad pero perdido en interés. Sin embargo, y pese a esto, sigue siendo un recorrido estupendo.

A media subida, me encontré con una pareja de peregrinos, algo mayores, a los que saludé y deseé un buen camino. No mucho después, llegué al desvío a la fuente de agua, y no me pude resistir a desviarme un poco para acercarme a la misma. Por desgracia -o por suerte, porque la primera y única vez que bebí de ahí acabé con una infección estomacal, aunque no tengo pruebas de que fuera por beber en la fuente- la bomba se encontraba rota, y no era posible extraer agua de la misma.

IMG_20221009_090327709.jpg

De vuelta al camino, seguí en ascenso, y volví a pasar a la pareja de peregrinos. Sin detenerme, charlamos un poco, informándoles de lo que había por delante. Fue una breve charla en inglés, lo que agradecí poder hacer después de un tiempo. Tras ello, continué mi ascenso, pasé la doble cancela, y no tardé mucho en finalizar la trialera, para salir a la pista de grava que lleva a la carretera de Burguillos a Castilblanco. Allí, contra lo acostumbrado, giré a la izquierda para emprender el descenso de La Lapa. La pista está catalogada como carretera SE-186, y ya la había recorrido una vez en ese sentido, para llegar a una verja metálica que impedía el paso a mitad de la bajada. Esta vez, sin embargo, fue diferente. Aunque la carretera sigue sin asfaltar (mejor para mi gusto), se encuentra con abundante señalización de carreteras, y un buen firme de grava fina. En plana bajada había desaparecido ya la ominosa cancela, y fue posible llegar hasta el final de la misma, en el pantano de Gérgal, y justo enfrente de la estación de tren abandonada. Una bonita vista y, la verdad, es una pena que no haya algún puente, tirolina, o cualquier otro método que permita pasar al otro lado.

PANO_20221009_133717.jpg

Tras un pequeño tentempié, emprendí la vuelta. Es una subida bastante constante, con unas rampas del 10% y que sube de manera prácticamente continua durante 3.5 kms, hasta llegar a un pequeño descanso, para luego culminar con una pequeña subida. Desde allí, se desciende hasta enlazar de nuevo con la trialera del Camino de Santiago. Allí me volví a encontrar con la pareja de peregrinos. Siendo la tercera vez, no me pude resistir a detenerme un rato, y darles palique. La mujer era la más habladora, debía de andar por la sesentena; el hombre aparentaba ser algo más joven, pero no era muy hablador. En la conversación me contaron que eran de Iowa (EEUU), y ella era una habitual de los Caminos de Santiago. Charlamos un poco del recorrido, de otros caminos, y me preguntaron por las celebraciones del día anterior en Santiponce (la Virgen del Rosario), y parecieron asombrados de la gran cantidad de ciclistas que había por la zona. En efecto, es un recorrido muy popular. Me preguntaron por mi inglés, lo que me dio pie a hablar un poco de mis años en Irlanda. Y por último, por la casualidad de que ese día se celebrara la carrera de fondo Turdetania Trail, comentamos también sobre los corredores de fondo que en ese momento empezaron a llegar. Sin más me despedí deseándoles -otra vez- un buen camino.

Por mi parte, reemprendida la marcha, bajé por la Trialera del Camino de Santiago, pasando con todo el cuidado posible a corredores, hasta terminar la parte de bosque, y salir a la bajada entre olivos. Allí fue donde pasé al corredor que iba en cabeza, y sin más novedad, llegué hasta el polígono, donde di por finalizada la etapa, tras 32 kilómetros de pedaleo.

Datos de la etapa:

  • Distancia: 31’932km
  • Distancia (según el GPS): 31’93km
  • Altitud ascendida: 551m
  • Tiempo de etapa: 1:44:56
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:05:41
  • Pulsaciones medias: 146
  • Pulsaciones máximas: 169
  • Cadencia media: 66
  • Cadencia máxima: 157
  • Calorías consumidas: 1834kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , ,

02 oct 22 Etapa ciclista: San Luis de Sabinillas – La Hedionda – El Secadero – Pinar de Tábanos (25/09/2022)

El domingo 25 de septiembre realicé en Manilva una etapa ciclista que había estado preparando todo el verano: una salida estilo gravel por Manilva, con mi vieja bici de acero reconstruida. Y es que al final había hecho algo de lo que no estaba al 100% seguro de que lo iba a hacer, y era llevar de vuelta a Manilva la bici en la que había estado trabajando todo el verano. Pero 5 bicis en casa son demasiadas, así que acabé haciendo lo lógico. Empecé a rodar al filo de las 8:00h, saliendo de La Noria por el paseo marítimo de San Luis de Sabinillas, para cruzar la carretera y subir hacia los Baños de la Hedionda. La subida junto al río Manilva no fue mal, al contrario, la bici se mostraba suave en el rodar, precisa en los cambios y contundente en las frenadas. Todo lo que ya había experimentando en la primera salida con ella por Santiponce. Pero también mostraba el otro defecto que le había notado, el que el plato de 32 dientes se quedaba corto en ese recorrido. Sin embargo, ese problema desapareció al llegar al tramo de grava que precede a la zona de los baños. A partir de ahí, esa relación de desarrollo empezó a dar todo su potencial.

IMG_20220925_082845258.jpg
IMG_20220925_082947490.jpg

Hice una primera parada en los Baños, donde a esa hora de la mañana ya había gente. El agua de los baños daba sensación de calidez a esa hora, y la verdad es que apetecía un baño, pero se me hacía pronto para el recorrido, así que volví sobre mis pasos, y desanduve el camino hasta llegar de nuevo a la carretera, justo debajo de los puentes de la autopista. Desde allí, tomé la carretera de la Cantera, con la idea de tomar la carretera de Casares lo antes posible. Se trata de una subida muy dura, apenas un kilómetro, pero con rampas de 18% en cemento rayado, ya que hay tramos en los que el asfalto no agarra. En algunos momentos, pese a las cubiertas lisas y el cassette de 34 dientes, no me quedó otra que tirar del plato pequeño. Ya en la rotonda de la autopista, seguí subiendo por la A-377, que en ese primer tramo también constituye un desafío interesante, con sus 2 kilómetros, rampas del 14% y una pendiente media del 6%. Pero después de lo anterior, se hacía casi sencillo. Una vez arriba, seguí llaneando un poco hasta llegar al desvío del Canuto de la Utrera, al que no me pude resistir a bajar. Descendí hasta la entrada del mismo por una pista terriza, a tramos con grava, hasta llegar al lugar de las prospecciones petrolíferas.

IMG_20220925_091213792.jpg
IMG_20220925_092420987.jpg
vlcsnap-2022-09-25-13h57m08s267.png
IMG_20220925_092756240_HDR.jpg

Tras un rato de solaz, volví de nuevo sobre mis pasos, para retornar a la carretera. Era más sencillo que hacerlo, porque -fiel a mis costumbres- había llevado el concepto de gravel a su límite, y unos pasos más allá. Tuve una subida divertida por sendero, grava al 12% de desnivel y finalmente pista, hasta poder volver a la carretera.

IMG_20220925_093444503_HDR.jpg
IMG_20220925_093734136_HDR.jpg

De nuevo en la carretera, crucé al otro lado de la misma, para emprender el descenso del cortijo de la Zarabanda. Es un descenso de casi 5 kilómetros, por buena pista casi todo el rato, entre bosque mediterráneo y fincas de labor, con rampas máximas del 15%. Divertido, salvo que aún te estés acostumbrando a un nuevo manillar de cabra y unos nuevos frenos.

IMG_20220925_093755921_HDR.jpg
IMG_20220925_094332579.jpg

Tengo que admitir que lo pasé mal en algunos tramos, ya que me hacía polvo las manos, en especial entre el dedo gordo y el resto de la mano. Pero supongo que es cosa de acostumbrarse. Una vez finalizado el descenso, se llega a la Vereda de los Pescadores, que se encuentra asfaltada, y que permite enlazar con El Secadero y San Martín del Tesorillo. En general se va en falso llano, con apenas una pequeña tachuela. Aquí la gravel volvió a quedárseme algo corta de desarrollo, pero era algo que estaba dispuesto a asumir.

Ya en El Tesorillo, giré a mano izquierda, tomé la primera calle que sale a mano izquierda, justo al llegar a la carretera, que al poco se convierte en una estupenda subida por campo, en dirección a los altos del Pinar de Tábanos. Es una subida interesante, zigzagueante, con un firme razonablemente bueno, pero que permite disfrutar de la técnica… y perfecta para una gravel. Tras pasar una cancela, se llega a una vieja casa en ruinas, en la que se puede distinguir un horno de leña.

IMG_20220925_101740164_HDR.jpg
IMG_20220925_101906924.jpg

El camino continúa en ascenso, y al poco se empiezan a ver las indicaciones de un nuevo sendero en señalización, de Honda Cavada a Pinar de Tábanos. Tendré que dedicarle tiempo en otra ocasión. Se sigue ascendiendo de manera cómoda, salvo por la aparición de bancos de arena en algunas ubicaciones, que con la gravel se hacen criminales. Pero el camino recompensa con estupendas vistas, tanto hacia este como oeste.

IMG_20220925_103414013.jpg

Superado un cortijo medio abandonado, empieza el descenso. Aquí hay diversas alternativas, pero en mi caso opté por seguir la señalización que comentaba. Esto me llevó a pasar por encima de la autopista por un puente, que me llevó a la zona de los cerros de Alcorrín. Desde allí, llegué a una urbanización, desde la que tomé una calle en fuerte pendiente hasta llegar a la autovía, a la altura de la Playa del Negro. Crucé la carretera, y bajé hasta la playa, para tomar la Senda Litoral de Málaga de vuelta hacia Sabinillas.

IMG_20220925_105019632_HDR.jpg

Desde aquí era todo bastante sencillo: rodar por una pista en buenas condiciones por la playa. Me detuve un momento en el Castillo de la Duquesa, para tomar la foto de rigor.

IMG_20220925_105833627_HDR.jpg

Y nada más. Llegué a La Noria esquivando el paseo marítimo en obras, donde está prohibido montar en bici, para dar por finalizada la etapa recién pasadas las 11:00h, tras un recorrido de casi 35 kilómetros. Una bonita etapa, en la que la gravel se comportó de manera estupenda.

IMG_20220925_111008086.jpg

…y después, tuve mi buen merecido descanso. :mrgreen:

IMG_20220925_121508044_HDR.jpg

Datos de la etapa:

  • Distancia: 35’438km
  • Distancia (según el GPS): 35’43km
  • Altitud ascendida: 594m
  • Tiempo de etapa: 2:30:33
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:59:38
  • Pulsaciones medias: 136
  • Pulsaciones máximas: 169
  • Cadencia media: S/D
  • Cadencia máxima: S/D
  • Calorías consumidas: 2401kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , , , , ,

18 sep 22 Etapa ciclista. Cerros del Aljarafe (18/09/2022)

Esta mañana he salido a rodar, después de algunas semanas algo inactivo, por las cercanías de Santiponce. Salía prácticamente sin un plan fijo, simplemente con idea de rodar para estirar un poco las piernas. Escogí para la etapa la Super BH L6000 gravel, a la que hace algunas semanas le había puesto un manillar nuevo, y que aún no había estrenado. Salí de casa pasadas las 8:00h, en dirección a la vía verde de Itálica. La seguí hasta el puente sobre el arroyo del Judío, y desde allí giré a la izquierda, par ascender por la Cañada Real de las Islas hasta alcanzar la Ruta del Agua. Entre una cosa y otra, ya había fraguado la idea: pasar La Alondra, y al llegar al cortijo de la Bartola, girar a la izquierda para ascender hasta la fuente de la Coriana. Dicho y hecho. Lancé la bici, me dediqué a pasar gente -tengo que admitir que la Super BH rodaba extraordinariamente bien-, e hice la subida como tenía previsto. La subida no fue nada mal, pero desde prácticamente la salida tuve problemas con la corona de 8 dientes que instalé hace algún tiempo. Los piñones extremos no iban mal, pero los intermedios saltaban. Algo que ni yo ni en la tienda de bicis habían terminado de solucionar.

IMG_20220918_090803127
IMG_20220918_091227125

Fue interesante ver que la fuente, pese al año tan duro de sequía que llevamos, siguiera manando agua. Una vez reemprendida la marcha, continué por pista hasta Salteras, evitando la carretera. Desde Salteras me decidí a dirigirme a la fuente de las Alberquillas, para ver su estado. No tardé demasiado en llegar, y al igual que en el caso anterior, seguía teniendo agua.

IMG_20220918_093941483_HDR
IMG_20220918_094033399

Tras dejar atrás la fuente, bajé en busca de la Ruta del Agua. Me sorprendió ver que se ha arreglado el camino, convirtiéndolo en una amplia pista. Estuve dudando en si volver ya a casa por la Ruta del Agua, pero al final me decidí a tomar la carretera que desemboca en la N-630 a la altura de la fábrica de ladrillos. Y, desde allí, pasé junto al cortijo de Palmarraya, para salir a la pista de Aljarafesa por la que pasa el Camino de Santiago. Desde allí, entonces ya sí, decidí volver a casa, sin grandes novedadas, mas allá de la constatación de que esa corona de 8 no acaba de ir fina, y que no voy a tardar en volver a la Shimano de 7. Mejor 7 piñones que vayan finos que 8 que no vayan.

Llegué a casa tras algo menos de 2 horas de rodar, en las que hice 42 kilómetros bastante agradables. Una buena manera de estirar las piernas. :mrgreen:

Datos de la etapa:

  • Distancia: 42’410km
  • Distancia (según el GPS): 42’40km
  • Altitud ascendida: 356m
  • Tiempo de etapa: 1:53:18
  • Tiempo desde el inicio de la etapa: 2:03:51
  • Pulsaciones medias: 148
  • Pulsaciones máximas: 169
  • Cadencia media: 65
  • Cadencia máxima: 182
  • Calorías consumidas: 1897kcal

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

Etiquetas: , , , , , , , , ,

17 sep 22 Restauración de mi bicicleta de montaña de acero. Primera salida

Esta entrada es la parte 7 de 7 de la serie Restauración de la bici de acero

La primera salida con la bici fue un recorrido cercano a Santiponce que es uno de mis circuitos de prueba habitual. Salida de casa por la carretera de Mérida, para girar a mano izquierda a la salida del pueblo, y subir por una pista agrícola hasta la Vía Verde de Itálica. Seguir por la misma hasta el puente sobre el Arroyo del Judío, y entonces enlazar con la Cañada Real de la Isla, hasta la Ruta del Agua. En la ruta del Agua, volver hacia la carretera de Valencina a Santiponce. Salí temprano por la mañana. El rodar era bueno. Los cambios, sorprendentemente precisos, aunque tenía que acostumbrarme a que el cambio hacia arriba o hacia abajo apenas variara en la presión ejercida hacia dentro en la maneta. Si te pasabas o te quedabas corto, podías cambiar en el sentido contrario a lo que querías. En cuanto al frenado, extraordinariamente firme. Sea porque las manetas son más largas que las de montaña, o porque el recorrido es mayor, el caso es que ¡frenaban como un demonio! Tanto al frenar desde la parte inferior del manillar, como desde la posición del escalador. Increíble. Eso sí, tuve que hacer algunos ajustes en la longitud de la maneta, ya que me quedaban algo lejos de la punta de los dedos. Pero era simplemente cuestión de ajustar un par de tornillos, y a correr.

IMG_20220910_091903372_HDR_1.jpg

En lo relativo al rodar en sí, estupendo. Rápida y ágil, lo que era de esperar con las ruedas de 26”. Razonablemente cómoda pese a no tener suspensión y usar cubiertas sin taco de 1.75”. Se ve que es cierto lo que se comenta, que el acero da algo de flexibilidad. La única pena era lo que me calculaba: en este recorrido, principalmente plano, el plato de 32 dientes se quedaba algo corto. Pero en cuanto empecé a subir, se demostró que era más que adecuado. En cualquier caso, al haber pasado a un cassette 11-34, no pasaría nada por sustituir el plato grande por un 34 o un 36. Ya lo valoraré.

Otros ajustes menores tuve que hacerlos en el sillín. Lo había dejado algo alto, y tuve que bajarlo un poco. Y el adelanto del sillín y su ángulo de inclinación tuve que retocarlo un par de veces hasta dejarlo a mi gusto, lo mismo que la posición del manillar. Pero una vez ubicado todo en su sitio, era muy cómoda de montar.

IMG_20220910_094912684.jpg

Fueron apenas 15 kilómetros y tres cuartos de hora de salida, pero que valieron para demostrar las capacidades de la bici. Y convencerme de que valía la pena rescatar del óxido esta vieja amiga. Lo malo es que me ha introducido la duda de si no será una pena dejarla en Manilva. :mrgreen:

Y colorín, colorado, esta historia se ha acabado.

IMG_20220910_103521510.jpg
VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)

17 sep 22 Restauración de mi bicicleta de montaña de acero. Montaje

Esta entrada es la parte 6 de 7 de la serie Restauración de la bici de acero

Dejé pasar 10 días de secado al sol antes de retomar el trabajo. A esas alturas, la pintura se encontraba ya lo suficientemente dura como para no dejar marcas con la uña en ella, y podía aguantar el proceso de montaje, aunque no se encontraba endurecida del todo, por lo que había que tener cuidado. El proceso de montaje empezó por la dirección. La coloqué en su sitio utilizando una de las varillas roscadas con arandelas que utilizo para comprobar el alineamiento de las vainas, lo que permitió introducir la dirección de manera suave y gradual. En el caso de la horquilla, la misma fue añadida con suaves golpes de maza de goma. Una vez todo en su sitio, coloqué la horquilla en su sitio, enrosqué, y coloqué el adaptador de potencia.

IMG_20220903_103938909.jpg
IMG_20220903_104601411_HDR.jpg
IMG_20220903_105919453.jpg
IMG_20220903_110318557.jpg

La bici empezaba a coger forma. El siguiente paso natural era colocar la potencia y el manillar.

IMG_20220903_111028162.jpg
IMG_20220903_111040069.jpg

Tras ellos, era turno del eje de pedalier Octalink y platos.

IMG_20220903_111722469_HDR.jpg
IMG_20220903_112401185.jpg

El siguiente paso fueron las ruedas. Y una vez colocadas éstas, proceder a comprobar el alineamiento de la patilla del cambio con su herramienta específica. Hubo que hacer algunas correcciones menores, lógicas al haber rectificado los extremos de las vainas para evitar el incorrecto alineamiento de la llanta trasera. Un buen truco que aprendí: las medidas han de tomarse arriba, abajo, a la izquierda, y a la derecha, y es mejor hacerlo siempre con respecto a la misma posición de la llanta, para evitar errores en el caso de que la llanta no esté completamente recta. Una buena idea es utilizar la válvula como elemento para comparar. Las distancias que obtuve fueron 104, 108, 97 y 107. Ajusté todo a 106, y con ello el cambio quedó perfectamente alineado con la rueda. El paso natural, claro, era colocar los desviadores, y a continuación los frenos.

IMG_20220903_114333230.jpg
IMG_20220903_115333817.jpg
IMG_20220903_121506049.jpg
IMG_20220903_124311165_HDR.jpg

El montaje estaba llegando a su fin. Era el turno de manetas de cambio, cableado (junto con el guiacables del eje del pedalier), cadena, tija y sillín. Y el encintado del manillar.

IMG_20220903_130140164_HDR.jpg
IMG_20220903_135752032.jpg
IMG_20220903_143354560_HDR.jpg
IMG_20220903_180402343.jpg

El trabajo se terminaba. Quedaban algunos pequeños detalles estéticos, como la tapa de la potencia, que no podía menos de poner una chapa de las que vengo utilizando. Y restituir la pegatina original.

IMG_20220903_194714015.jpg
IMG_20220903_195014774.jpg

Y finalicé los trabajos con los últimos ajustes. Medición y corte de los cables, colocación de los pedales, y un poco de engrasado de la cadena.

IMG_20220904_161742008_HDR.jpg
IMG_20220904_161754989_HDR.jpg
IMG_20220904_161804900_HDR.jpg

Me enamoré del resultado. Una bici sencillamente preciosa. Ahora quedaba sacarla a rodar un poco, y ver cómo respondía.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)