msgbartop
♫ Yo disfrutaría destripándote, chaval…
msgbarbottom

16 ene 07 Desmontaje del teleférico de la Expo ’92

Tras finalizar la Exposición Universal de 1992 (conocida popularmente como la Expo ’92) quedó en la ciudad un exquisito cadáver formado por los restos del recinto de La Cartuja. Algunos de ellos fueron aprovechados de mejor o menor manera. Pueden citarse como ejemplos de este aprovechamiento Isla Mágica, el Pabellón de las Américas, hoy sede de Ingenieros, el Monasterio de la Cartuja, Museo -si no me equivoco- de Arte Contemporáneo, y un curioso campus empresarial conocido como Cartuja ’93, que ha tenido suerte desigual.

Sin embargo, también quedaron suntuosas ruinas que se han ido, poco a poco, pudriendo al sol en el transcurso de estos quince últimos años. Quizás los ejemplos más lamentables sean el Pabellón de España, el Pabellón de la Navegación, y especialmente aquellos futuristas medios de comunicación internos del recinto, en concreto el monorrail y el teleférico.

Monorrail Expo 92

Yo alcancé a ver los restos del monorrail a principios de este año, cuando sólo quedaban de él ciertos tramos cercenados en las cercanías del antiguo Pabellón de Fujitsu, y que en el transcurso de la primavera desaparecieron para siempre jamás. Sin embargo, quizás más lamentable aún que el caso del monorrail, la verdadera señal del abandono que sufrían determinados restos de la Expo venía marcado, para mí, por el teleférico.

Teleférico Expo 92

El teleférico unía la “ciudad” de Sevilla, en concreto la Plaza de Armas, con el recinto de la Expo, pasando sobre el río Guadalquivir, para continuar su recorrido hasta el Lago de España. Hasta fechas muy recientes se mantenía toda la infraestructura, salvo las cabinas. Estas navidades empezó a desmontarse el edificio de salida del teleférico de Plaza de Armas, pero no ha sido hasta esta madrugada cuando se han empezado a desmontar los cables de acero que cruzaban sobre el río.

Esta mañana, cuando iba al trabajo en bici, tuve la oportunidad de ver cómo el arranque de los cables había sido ya retirado. Éstos, al carecer de tensión, caían de una manera mucho más acusada sobre la pasarela de La Cartuja, de tal manera que llegaban a tocar los mástiles que jalonan el puente en todo su recorrido.

Pasarela de La Cartuja

Todo ello, unido a la niebla que cubría esta mañana el río Guadalquivir a su paso por Sevilla, contribuía a dotar a la zona de un aspecto fantasmal que para sí quisieran las películas de Tim Burton. Y sin embargo, había algo bello en todo ello. Lástima no haber dispuesto de una cámara de fotos.

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Comentarios de los lectores

  1. |

    Como el monorrail de los Simpson…

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  2. |

    Más bien, sí señor. Al menos éste no salió volando, para impactar contra el edificio donde curra Miguel…

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  3. |

    monoooooooooraiiiiiiiiiiiiiiil!!!
    monoraiiiiiiiiiiil!!!!!!!!
    monorailllllllllllllllllllll!!

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  4. |

    Esta tarde tenían cortada al tráfico la zona por la que pasa el cable del teleférico, incluyendo la pasarela de La Cartuja, puente por el que cruzo el río para ir y venir del trabajo. Se ve que van a retirar el cable durante esta noche.

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario

Deje un comentario







5 × = treinta cinco