msgbartop
“¿Estás seguro de que ESO es aleatorio?” “Ése es el problema con la aleatoriedad: nunca puedes estar seguro”
msgbarbottom

16 ene 06 Un paseo por la Historia

Hacía ya muchos años, demasiados, que no iba por Itálica. Para quien no la conozca, Itálica, antigua colonia romana en España, es hoy día un magnífico yacimiento arqueológico que se encuentra en Santiponce, un pueblecito a escasos kilómetros de Sevilla (nueve, más o menos). Itálica, fundada por Escipión el Africano en el año 206 a.C. como hospital de campaña para los legionarios heridos durante la segunda guerra púnica, fue cuna de emperadores tan importantes para el Imperio como Trajano o Adriano. Éstos favorecieron a su ciudad natal, de tal manera que fue embellecida con ingentes monumentos, tales como varias termas (de las que se pueden visitar dos), un teatro (dentro del pueblo de Santiponce, aún en activo, al estilo del teatro romano de Mérida) y un colosal anfiteatro que podía albergar a más de 25000 espectadores, y del que se conservan aún dos graderíos (se dice que el resto fue volado hace cosa de un par de siglos, creyendo que se trataba de una cantera de mármol natural, para pavimentar la carretera que lleva de Sevilla a Badajoz).

El yacimiento (la parte que no se encuentra bajo el pueblo de Santiponce) es impresionante, pese a que el estado de los restos era aún peor que el de Medina Azahara. La mayoría de los restos conservados sólo levantan un palmo del suelo, salvo, por supuesto, el magnífico anfiteatro, si bien eso no afecta a la maravillosa colección de mosaicos que se exponen in situ. Aun así, merece muy mucho echar una tranquila mañana visitando parte de nuestra historia.

Fui a visitar Itálica este sábado, con Ana. El día era ideal: nublado, amenazando lluvia, y frío. Ideal para caminar por el campo, y evitar las posibles hordas de turistas que suelen atestar los monumentos en Sevilla. Sobre todo teniendo en cuenta que para los ciudadanos de la Unión la entrada es gratuita. Efectivamente: no había prácticamente nadie en Itálica, salvo una excursión de universitarios extranjeros, y Ana y yo. Lo que, para un yacimiento de unas 40 hectáreas, no está nada mal.

Una curiosidad es que estaba lleno de técnicos de RTVE y de operarios, ya que este domingo, día 15, se ha disputado el Cross Internacional de Itálica. Así que hemos visto cómo emplazaban camaritas, tiraban kilómetros de cable y ponían cientos de rollos de cinta de delimitación del recorrido. Una diversión como otra cualquiera.

Pero a quien de verdad ha impresionado el yacimiento es a Ana. Me comentaba que es con cosas como ésta con lo que se puede de verdad empezar a tener conciencia de la influencia de la civilización romana sobre nosotros, y de su importancia. También me comentaba que para ella, gallega de pro, siempre le había resultado difícil notar tal influencia, debido a que los restos de esa civilización en su tierra no son tan impresionantes (cierto, no todo el mundo puede decir que tiene un anfiteatro romano al lado de casa), y sobre todo teniendo en cuenta que el machaque a ellos se lo dan con los celtas y los suevos. Tengo que admitirlo: el Monte de Santa Tecla, con sus castros (¡y pensar que son contemporáneos – siglos I a.C a II d.C.-!), pese a lo magníficos que son, no resiste bien la comparación con Itálica. Eso sí, si tenéis la oportunidad, no dejéis de ir a visitarlo.

La verdad, da gusto ir a visitar monumentos con Ana: es tremendamente agradecida. Le encanta observarlo todo detenidamente, saber más sobre aquello que está viendo, sabe motivarme para que yo quiera saber aún más, y además es tremendamente fotogénica. ¡Lástima que no tuviera cámara este sábado!

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Comentarios de los lectores

  1. |

    Siendo la mitad de quien soy… no mitad volumétrica, sino de edad… lo que viene a ser hace 15 años estuve en esas ruinas y las recuerdo muy gratamente.
    De hecho recordaba algo sobre lo de los graderios volados para hacer una carretera… Pero tambien recuerdo unas magnificas alcantarillas que no has mencionado … no se si por que ya no son visitables o por que se te ha pasado o por que yo recuerdo mal… lo cierto es que mientras nos contaban cosas sobre los baños, fuimos a parar cerca de un sitio desde donde nos podiamos acercar al interior de las alcantarillas… solo bajo la primera arcada. El que tenga la oportunidad que se meta allí y piense como lo hacían ellos … por que si resulta impresionante ver los metodos de excavación actuales imaginad con instrumentos de hace 2000 años… lo que viene a ser a pico y pala. Por cierto en la actualidad el 90 por ciento, “estimación de mi cosecha”, de las poblaciones españolas “no tiene” un sistema de saneamiento comparado con aquellas ruinas.

    El que tenga la oportunidad que se escape pr aquellos lares… lo va a disfrutar seguro.

    Lokky for ever.

    VA:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario
  2. |

    Cierto, cierto, se me olvidaba comentar el sistema de alcantarillado (las cloacas, que se decía antaño), que son una auténtica virguería: un sistema de alcantarillado espectacular se encuentra debajo de todo el entramado de calles, las principales bajo los cardos (calles en sentido norte-sur) y las secundarias, que vierten en las principales, bajo los decumanos (calles sentido este-oeste), que se puede ver en los cruces de las calles, ya que han tenido el buen criterio de colocar rejas de hierro en dichos cruces para poder ver la infraestructura. Espectacular.

    Y no solamente eso, sino que debajo del anfiteatro corre un arroyo encauzado ¡desde el sigo I d.C.! para poder construir el propio anfiteatro en el valle que formaba. Es curioso ver que justo aguas arriba del anfiteatro hay una presa de 1979, construida por la CHG para evitar que el arroyo todos los inviernos se desbordara y anegara el anfiteatro.

    Bueno, y el acudeducto de 37 km. que trae agua desde el río Guadiamar y que la distribuía por toda la ciudad. Hay mucho que ver allí.

    Lo dicho, que vale mucho la pena ir a visitarlo.

    VN:F [1.9.20_1166]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder a este comentario

Deje un comentario







× cinco = 45