msgbartop
inde Berzobim, deinde Aizi processimus
msgbarbottom

01 jul 10 Entrenamiento ciclista: Ermitas – Lagar de la Cruz – Los Morales

Este miércoles he seguido con mi entrenamiento ciclista. Es este caso he elegido un clásico para salir a rodar, dado que ya me consideraba en un estado de forma razonablemente bueno como para afrontar esta etapa: subida a Las Ermitas por la cuesta del Reventón, de ahí al Lagar de la Cruz por la carretera de las Ermitas, y por último, vuelta a Córdoba realizando la bajada por las espaldas del Hospital de Los Morales.

Suena muy bonito decir que tenía planificado realizar esa etapa, cuando en realidad tengo que admitir que fue algo que surgió sobre la marcha. Sobre las 20:15h salí de casa, con el único objetivo de probarme, y ver si era capaz de subir hasta las Ermitas. Tomé el Brillante arriba, para desviarme por la avenida de la Arruzafa. Era una tarde de bastante calor. Un termómetro de una farmacia marcaba, por encima de La Salle, 37ºC, mientras que mi termómetro de la bici marcaba 33ºC. Y la verdad, se dejaba notar.

Enfilé la subida de la carretera de Las Ermitas a un ritmo razonablemente bueno, pero la falta de subidas serias en mi entrenamiento se dejaba notar. Conseguí llegar hasta el comienzo de la cuesta del Reventón sin echar pie a tierra, pero el último tramo de asfalto de la carretera tuve que hacerlo en zig-zag. Una vez arriba, descansé, y aproveché para tomar una vista panorámica de la ciudad.

pano1.jpg

Continué, una vez recuperado el resuello, con la subida. Apenas me encontré en la etapa con un par de ciclistas, uno subiendo y otro bajando, y una pareja de caballistas. La temperatura era más agradable, 28ºC, pero a esas alturas ya me había bebido un tercio de mi bidón de agua.

La siguiente parada tuvo como escenario el mirador de Antonio López, donde no pude menos que echar la consabida foto ante el monolito en la memoria de este pionero del senderismo cordobés.

S8004443.JPG

La subida, tengo que admitirlo, se me estaba atragantando. He perdido bastante la costumbre de rodar sobre trazado irregular y lleno de piedras -pese a que la subida está hoy en día bastante civilizada, merced al paso de la gente-, y tuve que echar pie a tierra más veces de lo que hubiera deseado.

S8004444.JPG

Aun así, pude hacer a un ritmo razonablemente bueno los dos últimos tramos de la subida, el que conduce al segundo mirador, y el que lleva de éste hasta el puentecillo sobre un pequeño torrente de agua. Torrente que aún llevaba una cantidad testimonial de agua, lo que no deja de ser sorprendente para lo avanzado que está el año.

Finalmente, llegué a la carretera. Victoria. Realicé una pequeña pausa para tomar otra panorámica de las Ermitas, y el valle del Guadalquivir:

pano2.jpg

Y así, me encaminé hacia las Ermitas. Cierto es que el punto en el que me encontraba tiene una altura superior a las propias Ermitas, pero ya se sabe, la meta marcada es la meta marcada. No disponía de mucho tiempo, ya que el sol estaba cerca de su puesta, y ya se encontraba tapado por una inaudita nubosidad que no se había dejado sentir en toda la tarde.

S8004453.JPG

Estuve un rato disfrutando de las vistas, entre las que me impresionó el poder contemplar el castillo de Almodóvar alzarse entre la bruma que se extendía por el valle del Guadalquivir, provocada por el bochorno de la jornada.

S8004455.JPG

Tampoco desmerecía el contemplar la subida que acababa de afrontar. No por conocida es menos impresionante:

S8004454.JPG

Tocaba volver. Y si bien mi idea inicial era bajar por el mismo camino, me entraron ganas de volver por el Lagar de la Cruz. Dicho y hecho. Tomé la carretera que lleva al Lagar, y afronté con paciencia la subida. No es una subida -ni mucho menos- suave, si bien después de la paliza de la cuesta del Reventón se tiende a subestimarla. El primer kilómetro es especialmente picado, aunque a partir del segundo hay algunos descansos e incluso alguna bajada.

Llegué al Lagar, y tuve que afrontar la última decisión: ¿por dónde bajar, por la carretera de Villaviciosa, por la cuesta de la Traición o por Los Morales? Opté por este último, ya que aún había suficiente luz, pero tampoco estaba la cosa para demasiadas alegrías (aunque no sería la primera vez que tuviera que bajar por ese camino a la luz de la luna). Y era una bonita excusa para pasar por la fuente de los Piconeros:

S8004456.JPG

La bajada, como siempre, fue bastante emocionante. Muy técnica, con caminos angostos, mucha piedra suelta y abundantes y traicioneras roderas.

S8004457.JPG

Poco a poco iba recuperando el tacto, pero tuve que echar pie a tierra en un par de ocasiones. En una de ellas, ya puestos, aproveché para tomar una bonita panorámica de la ciudad, por encima de Los Morales:

pano3.jpg

Desde los Morales entré en Córdoba por la Huerta de Hierro, descendiendo posteriormente por la calle Sansueña, y por último, de vuelta a casa por la cuesta Negra. Una bonita etapa que tuvo como colofón un refrescante baño en la piscina.

Datos de la etapa:

  • Distancia recorrida: 17’540 km
  • Tiempo empleado: 1h 20m 14s

El recorrido de la etapa en Google Maps es el siguiente:


Ver 2010/06/30. Las Ermitas – Lagar de la Cruz – Los Morales en un mapa más grande

VN:F [1.9.20_1166]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
Comparte este artículo:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader
  • LinkedIn
  • BlinkList

Etiquetas: , , , ,

Deje un comentario







4 − = tres